SORBETE DE KIWI ISTANTÁNEO

INGREDIENTES

6 kiwiS

100 gramos de agua

50 gramos de azúcar

1/2 lima

ELABORACIÓN

Unas horas antes de hacer el sorbete de kiwi, pela todas las piezas de fruta, córtalas en rodajas y ponlas extendidas en una bandeja o en un tupper. Si utilizas una bandeja conviene envolverla en film o introducirla en una bolsa con cierre (ziploc), en el caso del tupper, ponle su tapa. Introduce el kiwi en el congelador y déjalo el tiempo necesario para que esté congelado.

Prepara el almíbar también con algo de tiempo para que se enfríe, tan sencillo como poner en un cazo el agua y el azúcar, llévalo al fuego y deja que rompa a hervir, entonces baja la temperatura y deja cocer un par de minutos más. Retira del fuego y deja enfriar.

Para hacer el sorbete de kiwi instantáneo debes utilizar un robot de cocina potente, como Thermomix. Si no teneis un robot de cocina también podeis utilizar la batidora con cuidado. Introduce la fruta congelada, el zumo de media lima y el almíbar. Tritura hasta obtener una pasta helada y cremosa.

 

Una vez hecho, puedes servirlo en copa o vaso alto, pero también puedes guardarlo en un recipiente con tapa hermética y reservarlo en el congelador, teniéndolo disponible para cualquier momento del día.

Si lo guardas varias horas en el congelador, antes de servirlo convendrá que esté a temperatura ambiente unos cinco o diez minutos, y así poder servir el sorbete de kiwi cómodamente, tanto en vaso como haciendo unas bolas con la cuchara de helado.

VUELVE AL BLOG!!